General

Los seguidores del líder opositor armenio paralizan Ereván

El Mundo,
2 may. 2018

Los
manifestantes colapsan la capital de Armenia y cortan sus carreteras
respondiendo al llamamiento a la “desobediencia civil” lanzado por el
opositor Pashinián.
Miles de
armenios participan en un mitin organizado por la oposición en Ereván. 
Zurab
Kurtsikidzeefe
Decenas
de miles de manifestantes paralizaron hoy miércoles por la mañana la capital de
Armenia para protestar contra el rechazo del parlamento la víspera a elegir al
líder opositor Nikol Pashinián en el puesto de primer ministro.
Los
manifestantes se reunieron en el centro de Ereván respondiendo al llamamiento a
la “desobediencia civil” lanzado por Pashinián, de 42 años, que
lidera un movimiento de protesta en Armenia desde el 13 de abril. Casi todas
las calles de la ciudad fueron cortadas, incluida la carretera que va al
aeropuerto, y muchos comercios estaban cerrados, constataron periodistas de la
AFP. Los servicios de trenes suburbanos estaban muy afectados.
Armenia
está sumida desde hace tres semanas en una crisis política sin precedentes: un
movimiento de protesta provocó el 23 de abril la dimisión de Serzh Sarkisian,
que había sido elegido primer ministro seis días antes por los diputados tras
haber sido jefe de Estado durante diez años. El miércoles, la multitud ondeaba
banderas armenias, hacía sonar bocinas y gritaban “¡Armenia libre,
independiente!”.
“Queridos
amigos, el metro y los ferrocarriles están paralizados”, dijo Pashinián a
sus seguidores y agregó que varias universidades y escuelas se sumaron al
movimiento de protesta. Poco después, Pashinián llamó sin embargo a sus
partidarios a reabrir la carreta hacia el aeropuerto. La policía no ha
intervenido de momento para poner fin a las protestas.
“Se
están discutiendo varios escenarios. Cada escenario desemboca en la victoria del
pueblo”, aseguró Pashinián. “La gente no abandonará, las protestas no
se apagarán”, dijo a la AFP Serguéi Konsulian, un empresario de 45 años.
Gayane Amiragian, estudiante de 19 años, agregaba: “Ganaremos porque
estamos unidos, todo el pueblo armenio está unido”.
Una nueva
manifestación estaba prevista al medio día en el centro de Ereván.
El
parlamento no pudo reunirse el miércoles por falta de quorom, debido al rechazo
del Partido de la Prosperidad a participar. “El país se encuentra en una
situación de emergencia. Nuestro grupo lanza un boicot político”, declaró
uno de sus diputados, Vahe Enfiagian.
Nueva
votación el martes
El
parlamento anunció el miércoles que organizará una nueva votación el 8 de mayo,
una semana después de la primera. Si fracasa de nuevo en elegir al jefe del
gobierno, deberá disolverse y convocar elecciones legislativas anticipadas.
El
parlamento, reunido el martes en sesión extraordinaria para elegir a un nuevo
primer ministro, rechazó la candidatura del opositor Pashinián, pese a que era
el único candidato. El Partido Republicano en el poder, que tiene mayoría en el
parlamento, votó en su contra. De los 100 diputados que participaron en la
votación, 55 lo hicieron en contra y 45 a favor del líder de la protesta
antigubernamental.
“Seáor
Pashinián, no le veo en el cargo de primer ministro”, le lanzó Eduard
Sharmazanov, portavoz del Partido Republicano y vicepresidente del parlamento.
Antes de
la votación del martes, varios diputados del partido en el poder denunciaron la
falta de coherencia del programa político del opositor. “No se puede ser
un poco socialista y un poco liberal”, lanzó Sharmazanov.
Convertido
en héroe
En cuanto
se anunció su candidatura al cargo de primer ministro, Pashinián multiplicó las
demostraciones de fuerza reuniendo casi a diario a sus partidarios en la plaza
de la República. Muchos armenios tienen en mente la muerte de 10 manifestantes
en 2008 en enfrentamientos entre sus partidarios y la policía, cuando Serzh
Sarkisian acababa de obtener su primer mandato presidencial.
Pashinián
pasó entonces a la clandestinidad durante varios meses antes de entregarse. Fue
encarcelado, pero en 2011 quedó el libertad gracias a una amnistía. Su papel de
líder en las últimas semanas de protestas lo transformó en “héroe” a
ojos de muchos armenios, asegura el experto independiente Ervand Bozoyan.
“Desde
los aáos noventa, la gente esperaba más cambios en el país. Ahora ven que es
posible. Están sorprendidos”, afirma. Los partidarios de Pashinián
reprochan a Serzh Sarkisian, presidente de Armenia de 2008 a 2018, y a su
Partido Republicano no haber hecho retroceder la pobreza y la corrupción y
haber dejado a los oligarcas el control de la economía de esta ex república
soviética del Cáucaso con 2,9 millones de habitantes.