General

La historia de Palestina, preservada a través de la poesía

por Diana Alghoul, Middle East Monitor, Palestina Libre
28 Febrero 2017

‘Mis nietos están esparcidos por todo el mundo, algunos de ellos nunca han vivido en un país árabe. Pero son palestinos orgullosos, y me aseguro de enseñarles a escribir poesía en árabe para que sigan apoyando la causa palestina…’



Mohammed Abu Daya, en la Conferencia de los Palestinos en el Extranjero en Estambul, Turquía el 26 de febrero de 2017 [Middle East Monitor]

“No necesitábamos nada, el suelo era suficiente”, cuenta mientras mira a lo lejos, reviviendo sus primeros recuerdos de Palestina.

El poeta Mohammed Abu Daya atrae a gente allá donde va. Cuando habló en la conferencia de Palestinos en el Extranjero celebrada en Estambul, Turquía; Abu Daya se sentó junto a su nieto, que asistió para apoyarle.

“Nací poco después de la I Guerra Mundial. En aquel entonces, Palestina estaba en ruinas por la guerra. El suelo era infértil, las infraestructuras estaban destrozadas y tuvimos que reconstruir nuestras vidas y nuestro país.”

“Debido a eso, mi familia comenzó a plantar y a revivir el suelo que nos rodeaba. Poco a poco, la tierra volvió a ser útil y llegamos a ser autosuficientes. Ni siquiera necesitábamos un trabajo, todo lo que necesitábamos era la comida que crecía del suelo y el agua que fluía por nuestros ríos”, explica.


“Que fuésemos autosuficientes no significa que pudiésemos librarnos de la escuela”, bromea. “Recuerdo que tenía que ir a clase durante el día y, al volver, ir directo a nuestra huerta. Era la norma.” “No existía la pobreza. La naturaleza nos daba lo que necesitábamos, nadie pasaba hambre. Incluso aquellos sin dinero podían sobrevivir. Los más ricos les daban a los pobres, y nos asegurábamos de que existía una clase media sólida”, cuenta Abu Daya. La gente sobrevivía gracias a la amabilidad; la comunidad se apoyaba entre sí.